Make your own free website on Tripod.com
   
INICIO
 
¿QUIÉN FUE NARCISO MENDOZA?
 
¿POR QUÉ SOY AJEF?
 
¿PARA QUE SOY AJEF?
 
REGLAS DE ORO
 
ANIVERSARIO
 
CUADRO LOGIAL
 
 
 

 

 

YO SOY AJEF

¿PORQUE?

PORQUE sin haber arribado a la mayoría de edad --pues paso de los catorce y aún no llego a los 21-- siento la inquietus de mi condición de ser humano y me intereso intensamente por todo lo que me rodea y conmigo se relaciona.

PORQUE deseo llenar cumplidamente mi papel en el mundo, estructurando una personalidad definida y acabada, que me distinga convenientemente; por eso me apresuro a participar en el deseo de la vida, en consiente determinación, como hombre y no como objeto.

PORQUE siento por el hombre como hermano y no me es ajena ni indiferente la humanidad.

PORQUE no me es dable encerrarme en mi bienestar personal, cuando muy cerca oigo la voz del dolor y la desgracia ajenas.

PORQUE ardo de anhelo de gastar el cúmulo de energías que engendra mi juventud, en acción que no se consuma sin provecho, sino que sea útil y produzca bienestar.

PORQUE observo a mi padre y soy testigo de sus inquietudes y sus afanes en la lucha por la vida y quiero ser copartícipe de esas inquietudes y de esos afanes y aligerarlo, en cuanto me sea posible, de la varga que gravita sobre él.

PORQUE aspiro a que mi padre, al abrazarme cariñosamente, lo haga con orgullo y satisfacción, viendome actuar con eficiencia.

PORQUE en el gran panorama de la vida debemos ser abeja laboriosa que liba la miel del amor fraternal y de la cordialidad, y no zángano de ociosidad parásita o comején destructor.

PORQUE la acción colectiva, anuando voluntades y fundiendo propósitos, con vistas a una finalidad utilaria común, es más ventajosa que la acción individual, aislada y desarticulada; por eso me hice AJEF, para que codo con codo y corazón con corazón, juntarme a aquellos que piensan como yo y sienten también deseos de satisfacer identicas necesidades.

Así ingresé a un taller juvenil, auspiciado por una logia masónica, después de cumplir satisfactoriamente los requisitos exigidos por la ley.